El impacto de la Transformación Digital caja banca chilena

Hoy los consumidores están cambiando la forma en que se comportan frente a distintas áreas de servicios, como es el caso de los bancos, que están obligados a evolucionar hacia el futuro, para llegar a clientes que priorizan la experiencia y rapidez.

La banca en Chile es conocida por su estabilidad, pero a raíz de la Transformación Digital se están generando importantes cambios y no tan solo de cara al cliente, sino que también en sus procesos y sistemas internos. Las cifras avalan esta tendencia. Si en diciembre de 2012 había 2.344 sucursales bancarias repartidas en todo Chile, a marzo de 2016, el número de oficinas bajó a 2.227, un 5% menos que hace cuatro años. El impacto de los cambios tecnológicos en el sector financiero, será parte de los temas que se analizarán en “ADEXUS DAY 2017”, uno de los eventos más relevantes de la industria TI en Chile y que se realizará el próximo 30 de agosto en el Hotel W. En esta versión, participará como principal speaker internacional, Daniel Newman, experto norteamericano en transformación digital, disrupción, innovación y el efecto de estas tendencias en los negocios.

“Los millennials son los que están empujando la Transformación Digital, para ellos la experiencia lo es todo y buscan optimizar su tiempo por medio de canales que así lo permitan. Es impensable para un millennials ir a un banco y hacer una fila. Frente a eso, los bancos tuvieron que buscar nuevas formas para comunicarse con estos clientes, naciendo medios no presenciales que generan la omnicanalidad, es decir, múltiples canales que funcionan para atender los mismos servicios”, explicó el Gerente de Proyectos Estratégicos de Adexus, Nelson Parra Fuentealba. Según un informe del año pasado de la consultora internacional PricewaterhouseCoopers, casi el 67% de los “millennials” prefiere relacionarse con sus bancos a través de aplicaciones móviles, en comparación con el 46% de las personas que tienen entre 51 y 69 años.

Es por ello que los bancos, ya han comenzado a evaluar los cambios que necesitan realizar para llegar a más y nuevos clientes.

“Las primeras aplicaciones de los bancos eran monolíticas, es decir, ocurría todo en un solo programa. Estas aplicaciones han ido evolucionando hacia arquitecturas cliente/servidor, pasando por arquitecturas de múltiples capas, con la inteligencia del negocio distribuida, llegando a una situación de alta complejidad. Ahora, las arquitecturas se basan en micro servicios, programas muy específicos que cuando hay mucha demanda se activan para atender a los altos consumos de punta”, agregó el experto. Para el Vicepresidente Ejecutivo de Digital Smart Consulting, Laureano Cuesta, la industria financiera chilena no ha hecho oídos sordos a este nuevo tipo de cliente.

“En varios bancos ya se han creado Gerencias de Innovación y Transformación Digital como es el caso de Banco Estado, BCI, Santander, entre otros. Esto es una clara señal de la relevancia que ha tomado el fenómeno de la Disrupción Digital. Algo similar está ocurriendo en la industria de los Seguros y en las Cajas de Compensación. El objetivo de estas nuevas gerencias es transformar a las instituciones financieras desde sus procesos y hasta sus canales”, advirtió.

Para las instituciones que tienen sistemas que suman varias décadas, avanzar hacia la Transformación Digital será una tarea altamente compleja. “Si los bancos quieren enfrentar este cambio con éxito, necesitarán tecnologías y metodologías disruptivas, que permitan obtener resultados en tiempos más cortos y con presupuestos más acotados, pero también es clave contar con partners tecnológicos que conozcan y operen estas nuevas tecnologías”, afirmó Cuesta.

Considerando este nuevo escenario, Parra concluye que “el gran desafío que enfrenta el sector financiero es hacer convivir y evolucionar los sistemas legados de la banca con las nuevas tendencias tecnológicas para lograr los resultados que exige el complejo entorno que significa la Transformación Digital”.

En este sentido ADEXUS cuenta con soluciones para apoyar a la banca en este cambio, que van desde la consultoría para identificación de proyectos y generación de un roadmap transformacional, pasando por la implementación de soluciones y el apoyo en la continuidad operativa de las mismas.

Fuente: Diario Financiero